-->

HERMNADAD DOMINICANA

La Hermandad Dominicana del Stmo. Cristo de la Buena Muerte, N.P. Jesús de la Pasión, Ntra. Sra. de los Dolores y Ntra. Sra. de la Esperanza es una Hermandad penitencial de Salamanca (España). 


Su desfile procesional tiene lugar en la madrugada del Viernes Santo. La hermandad tiene dos sedes canónicas, el Convento de San Esteban y la Capilla del Stmo. Sacramento de la Catedral Nueva de Salamanca.

Desde sus orígenes la Hermandad y su desfile se han caracterizado por su inspiración en la estética andaluza.



Emblema

Crismón (XP) en color blanco rodeado por una corona de espinas, sobre la cruz de la Orden Dominicana. Todo ello inscrito en un círculo de color morado dado el carácter penitencial de la Hermandad.

Historia

La fundación de la Hermandad tuvo lugar el 27 de marzo de 1944, estando promovida por los gremios de Prensa, Papel y Artes Gráficas de la ciudad. Con el apoyo de la Comunidad de Dominicos de Salamanca la cofradía consiguió organizar su primer desfile procesional para ese mismo año. En esa primera ocasión los nazarenos, alrededor de 120, acompañaron al Stmo. Cristo de la Buena Muerte, propiedad de los PP. Dominicos, y a Ntra. Sra. de los Dolores, más conocida como la Piedad, que se venera en la Catedral Nueva, propiedad del Patronato de Pía Memoria de don Manuel García Serrano.

La acogida a la cofradía en la Semana Santa salmantina fue tal que para el siguiente año se plantearon varios proyectos patrocinados por Andrés García Blanco, que sería nombrado Hermano Mayor Honorario. El 10 de febrero de 1945 se bendijeron las imágenes de N. P. Jesús de la Pasión, obra de Damián Villar, y de Ntra. Sra. de la Esperanza, de Francisco González Macías, para la que Emilio Sánchez, orfebre de Villamayor, realizó una corona siguiendo el modelo de la de la Esperanza Macarena de Sevilla.

En 1948 volvió a desfilar la Piedad, que llevaba sin hacerlo desde el año de la fundación al no contar la hermandad con la autorización de sus propietarios. Ese mismo año se fundó la Hermandad de Penitencia de N. P. Jesús de la Promesa como filial, acompañada en su desfile del Lunes Santo por la Orden Tercera de Santo Domingo y la Cofradía del Santo Rosario. Esta hermandad filial y su desfile desaparecieron en los años 70 a consecuencia de la crisis que sufrió la Semana Santa salmantina.

En 1951 se realizó una nueva imagen de Ntra. Sra. de la Esperanza al considerarse pequeña la anterior. El autor de la nueva talla fue Damián Villar, bendiciéndose la imagen el 6 de enero de 1952. La imagen de Francisco González Macías se trasladó posteriormente al municipio de Peñaranda de Bracamonte, donde recibe culto y sigue procesionando en la actualidad.

En 1989 la Hermandad comenzó a trabajar en el proyecto de renovar las andas de los cuatro pasos de cara a la celebración del cincuentenario de su fundación. En 1990 se estrenó el paso de Ntra. Sra. de la Esperanza, tallado en madera por Vicente Cid Pérez en estilo barroco, con medallones con escenas de la Pasión, capillas con imágenes de los Evangelistas y santos, y angelotes portando escudos con el emblema de la Cofradía y atributos de la Pasión. En 1991 se estrenó el de Jesús de la Pasión del mismo artista. Debido a la coyuntura económica, los otros dos pasos no se pudieron renovar en los dos años siguientes.

En 1994 la Hermandad celebró su cincuentenario fundacional con la programación de diversas actividades culturales (exposiciones, mesas redondas, representaciones teatrales y conciertos) y la celebración de Solemne Misa Pontificial presidida por el Nuncio Apostólico de Su Santidad en España, Monseñor Tagliaferri, el 20 de marzo de dicho año en la iglesia de San Esteban.

El 24 de febrero de 1996 se produjo el hermanamiento con la Hermandad de El Baratillo en la ciudad de Sevilla, en virtud de las relaciones establecidas entre ambas hermandades desde 1989 y de la mutua veneración a la advocación de la Piedad.

La Hermandad Dominicana fue la primera cofradía salmantina en tener Casa Hermandad, inaugurada el 21 de diciembre de 1996 en la calle Marquesa de Almarza, cercana al convento de los Dominicos.

En 2001 se acondicionó la primera capilla del lado de la Epístola de la Iglesia de San Esteban como capilla de la Hermandad, colocándose en un retablo creado con ese fin las tres imágenes de la cofradía que reciben culto en dicha sede. Anteriormente las imágenes estaban dispersas en tres capillas distintas de la iglesia: la Virgen de la Esperanza sobre su paso en la misma capilla que ocupa en la actualidad, N. P. Jesús de la Pasión en la capilla situada enfrente, también sobre su paso, y el Cristo de la Buena Muerte en un altar de otra capilla en el lado del Evangelio.

Entre 2003 y 2008 la Hermandad colaboró con la Comunidad de PP. Dominicos de San Esteban en la organización de la procesión de la Virgen del Rosario por las calles cercanas al templo el día de su festividad, portando a la imagen titular. La Virgen del Rosario de los Dominicos fue la primera imagen en desfilar cargada a costal en Castilla y León, el 7 de octubre de 2003. En 2006 salió también en la procesión la imagen de Santo Domingo de Guzmán que se custodia en el vecino Convento de las Dueñas, luciendo la Medalla de Oro de la ciudad que ese mismo año había sido concedida a los PP. Dominicos en reconocimiento a los 750 años de permanencia de la Orden en Salamanca. En 2009 se reorganizó la Archicofradía del Rosario, que pasó a organizar los cultos y procesión del Rosario.

El 5 de junio de 2005 la Hermandad colaboró especialmente en la procesión extraordinaria de Ntra. Sra. de la Peña de Francia, patrona de la Provincia de Salamanca, en conmemoración de su coronación canónica celebrada en 1952 en la Plaza Mayor. La imagen fue cargada a costal por miembros de la Hermandad en una procesión enmarcada dentro de los actos de celebración del 250 aniversario de la Plaza salmantina.1

La Hermandad ha seguido creciendo y evolucionando. Es la segunda cofradía salmantina en número de hermanos y poco a poco ha ido dando un mayor rasgo andaluz a su desfile como se puede apreciar en las andas, exornos florales, forma de caminar los pasos y en la mayoría de los enseres procesionales.

Entre los proyectos actuales de la cofradía se encuentran recuperar de la estación de penitencia en la Catedral, realizar un nuevo paso para N. P. Jesús de la Pasión, reformar la capilla de la Hermandad en San Esteban y ejecutar una nueva peana para el paso de la Piedad.

Titulares




   Stmo. Cristo de la Buena Muerte: 
Es una talla anónima del s. XVII de tamaño inferior al natural. Representa a Cristo ya muerto en la cruz con los ojos cerrados y la cabeza reclinada hacía el lado derecho. La cruz, de tipo arbóreo y con cantoneras e INRI en metal dorado, se estrenó en 2001. Desfila sobre andas de carga interior cuyos respiraderos se tallaron entre los años 2001 y 2011, habiéndose tomado para la canastilla las andas anteriores, regalo de la Seráfica Hermandad, decoradas con relieves en plata de las estaciones del Vía Crucis, provenientes del paso que portó a Ntra. Sra. de la Esperanza hasta 1989.





N. P. Jesús de la Pasión: 
Imagen realizada en 1945 en Granada por el salmantino Damián Villar. Para su realización se inspiró en las facciones del Cristo de la Misericordia de esa ciudad, obra de José de Mora. Representa a Cristo cargando con la cruz. Siendo originalmente una imagen de candelero, en 2001 el imaginero sevillano Javier Roán le añadió un cuerpo anatomizado. Tradicionalmente desfila vestido con túnica blanca a sugerencia de los PP. Dominicos, por ser este el color que indican los Evangelios para la última túnica que vistió Cristo, aun así desde 2001 también ha vestido túnicas moradas y granates. Desfila sobre andas talladas y doradas en 1991 por Vicente Cid Pérez en estilo barroco, con cuatro cartelas representando distintos momentos de la Pasión (flagelación, encuentro con la Verónica, descendimiento y entierro) y figuras exentas de los Evangelistas en las esquinas de la canastilla.



Ntra. Sra. de los Dolores (Piedad): 
Obra de Luis Salvador Carmona en 1760. Es una de las mejores tallas que desfilan en la Semana Santa salmantina, aunque no se creó con ese fin. Destaca la cuidada anatomía de Cristo y la dulce expresión de dolor contenido de la Virgen, así como el tratamiento de los paños. La policromía, en colores planos, revela la influencia del incipiente Neoclasicismo. Desfila sobre andas de metal plateado estrenadas en 1998, fueron realizadas en el taller de orfebrería de Orovio de la Torre en Torralba de Calatrava (Ciudad Real).





Ntra. Sra. de la Esperanza: 
Imagen de vestir tallada por Damián Villar en 1951 siguiendo los cánones de las dolorosas andaluzas. En 2001 fue reformada por Javier Roán creando gran controversia en la Hermandad y en la Semana Santa de Salamanca en general. Desfila bajo palio, vestida al estilo andaluz destacando el manto realizado a partir de vestidos para torear donados por Santiago Martín "El Viti", Julio Robles y "El Niño de la Capea", hecho por el que recibieron el reconocimiento como Hermanos Honorarios en marzo de 1986. En 2010 estrenó un nuevo paso de palio en metal plateado encargado a los talleres de orfebrería de Orovio de la Torre, en Torralba de Calatrava (Ciudad Real).3 Las bambalinas exteriores y el techo de palio han sido bordados en los talleres de Bordados Perales entre 2012 y 2016.4 Desfila escoltada por miembros de la Guardia Civil, cuya Comandancia de Salamanca fue nombrada Hermano Honorario en el cabildo celebrado el 15 de diciembre de 2013.5

Cultos y festividades
El Miércoles de Ceniza la Hermandad celebra cultos en honor del Stmo. Cristo de la Buena Muerte con una Eucaristía en la que se impone la ceniza a los Hermanos y asístentes, seguida de una procesión con la imagen por el Claustro de los Reyes del Convento y finalizando con la exposición de la imagen en besapies en la capilla de la Hermandad.

También en cuaresma la Hermandad celebra cultos en honor a N. P. Jesús de la Pasión con Eucaristía, en la que los hermanos hacen protestación pública de fe, y exposición de la imagen en besamanos el Domingo de Pasión, domingo anterior al de Ramos, rezándose la tarde anterior el vía crucis con la imagen en procesión por el atrio e inmediaciones del convento.

Se ha recuperado el culto a Jesús de la Promesa con la celebración del Ejercicio de las Cinco Llagas la noche del Lunes Santo.6

La procesión de la madrugada del Viernes Santo constituye el acto de culto externo más relevante que realiza la Hermandad.

También participa en la Vigilia Pascual que se celebra en San Esteban la noche del Sábado Santo.

La imagen de la Piedad recibe culto en la Capilla del Stmo. Sacramento de la Catedral Nueva. La Hermandad celebra cultos en su honor el domingo más cercano a la festividad de los Dolores de María, 15 de septiembre, con una Eucaristía en la Catedral.

A principios de noviembre se oficia Misa de Requiem por los hermanos fallecidos.

En el mes de diciembre se dedican cultos a Ntra. Sra. de la Esperanza, exponiendo la imagen en besamanos y celebrándose una Eucaristía el domíngo más cercano a la festividad de la Expectación de María (18 de diciembre).

Marchas dedicadas y bandas acompañantes de cada paso.[editar]
Esperanza, dedicada a Ntra. Sra. de la Esperanza, Antonio Santos García, 1997.
Pasión, dedicada a Ntro. Padre Jesús de la Pasión, José Manuel García Parra, 1999.
Morir en San Esteban, dedicada a Ntro. Padre Jesús de la Pasión, José Javier Galiano y Óscar Juanes Riesco.2001.
Señor de San Esteban, dedicada a Ntro. Padre Jesús de la Pasión, Javier García Rodríguez, 2002.
De vuelta a San Esteban, dedicada a Ntro. Padre Jesús de la Pasión, David Martín Tavera, 2008.
Reina y Señora de San Esteban, dedicada a Ntra. Sra. de la Esperanza, Manuel Javier Patino Acuña, 2009.
Postrado ante tu cruz, dedicada al Stmo. Cristo de la Buena Muerte, Héctor Tavera Fresno, 2011.7
Amanecer de Esperanza, dedicada al Ntra. Sra. de la Esperanza, Héctor Tavera Fresno, 2011.8
Esperanza de San Esteban, dedicada al Ntra. Sra. de la Esperanza, Javier García Rodríguez, 2012.
Recuerdos de Pasión, dedicada a Ntro. Padre Jesús de la Pasión, Francisco Javier Montero López, 2016.










 Los cuatro pasos de la Hermandad Dominicana, haciendo el último encuentro para acabar la procesión.

Habito:

Los hermanos visten túnica en forma de sotana, de lienzo crudo, con botonadura negra al frente, ceñida con cíngulo de siete vueltas en recuerdo a los Dolores de la Virgen. Llevan también capa de raso de color negro. El color de los capirotes depende de la sección a la que se pertenezca, siendo negro en el caso de los hermanos que alumbran a N. P. Jesús de la Pasión y al Stmo. Cristo de la Buena Muerte, rojo para quienes acompañan a la Piedad y verde para los nazarenos de Ntra. Sra. de la Esperanza. Se completa con guantes blancos y zapatos negros.

Los hermanos de paso no llevan capa, sustituyen el capirote por verdugos de raso del color correspondiente a la sección y el cíngulo por cordón simple del mismo color del verdugo.

Destaca la sección de cofrades que desfila, precediendo el paso de Ntra. Sra. de la Esperanza, vistiendo el típico traje charro de luto y alumbrando con faroles.

Momentos destacados de la procesión[editar]

Dentro del recorrido del desfile penitencial resulta de especial belleza la salida de los pasos de N. P. Jesús de la Pasión, el Stmo. Cristo de la Buena Muerte y Ntra. Sra. de la Esperanza de la iglesia de San Esteban en plena noche.

También destaca el encuentro de N. P. Jesús de la Pasión con la imagen de Ntra. Sra. de los Dolores (Piedad) y el posterior saludo de esta última al Cristo de la Buena Muerte en el atrio de la Catedral Nueva al romperse el alba.

Especialmente emotiva es la despedida de los cuatro pasos en el atrio de San Esteban con el canto de la Salve ya a la luz del día.